Tosdo sucedio en el concierto de Maroon 5, cuando Adam Levine se molesto porque el sonido dejo de funcionar, en su frustracion tiro el microfono al piso pero este reboto pegandole en la cara a una fanatica. Afortuinadamente para ella Adam fue a su auxilio, la subio al escenario y paso todo el concierto junto al grupo durante todo el concierto.